6 comentarios que nunca tenes que hacer cuando vendes tu casa

Hay, claro, algunos temas de los cuales no podes dejar de hablar cuando vendes: si se inunda cuando llueve o si la calefacción realmente no funciona, no es ético ocultar estos vicios de la propiedad. Pero también hay otros temas sobre los cuales te recomendamos que no abras la boca, ¿porqué? Porque sin ser un vicio oculto de la propiedad pueden jugarte en contra al momento de la negociación con un eventual candidato. Algunos ejemplos:

COMENTARIO 1: MI CASA ES UN CASTILLO TODO FUNCIONA IMPECABLEMENTE

Es cierto que a los ojos puede lucir muy bien, pero no hagas afirmaciones que no sean ciertas. Si avanzaras en la venta y surgieran en la inspección de la casa grandes problemas, la confianza ya estará dañada. No hay vivienda que tenga una condición perfecta, cada casa tendrá algo que necesita ser arreglado, ajustado, mejorado, reemplazado, por lo tanto, no quiera vender lo que no es.

COMENTARIO 2: ESTAMOS VENDIENDO LA CASA DESDE HACE……

Nunca. Jamás revele datos que no son necesarios para que el cliente evalúe si le gusta o no la casa. Si se lo pregunta, obviamente responda, pero no publique esta información. Habitualmente suele interpretarse que si el tiempo el mucho, hoy tendrá más urgencias o puede llegar a ser un vendedor conflictivo. En situaciones como esas, instintivamente el comprador querrá hacer una oferta menor a la habitual y esto generará que arranquemos una negociación desde un precio bajo.

COMENTARIO 3: NUNCA TUVIMOS PROBLEMAS CON….

Puede que te tiente decir algunas mentiras piadosas, cosas que realmente no sean verdad, ¿acaso nunca tuviste un problema con un vecino? ¿Un sótano inundado? ¿Un corte eléctrico inexplicable? ¿Paredes ultra finas por donde pasa todo el ruido?

Como vendedores de inmuebles coincidimos que por más sutiles e inocentes que parezcan estas afirmaciones, no dejan de ser mentira y todas tarde o temprano se caen por sí mismo. Tarde o temprano el eventual candidato va a hacer todas las investigaciones e inspecciones del caso y si confirma lo contrario nuevamente fallará la confianza mutual.

En conclusión: no afirmen lo que no saben, admitan también si es necesario desconocer algunas cosas de tu propia vivienda aunque ya vivan allí por muchos años.

COMENTARIO 4: SIEMPRE QUISIMOS ARREGLAR O RENOVAR ESTO PERO……

Quizás alguna vez te sentiste tentado a decir: “siempre quisimos derribar esa pared para que entre más luz” o “siempre quisimos renovar el baño pero no teníamos plata” o “que bueno hubiera estado cambiar el techo pero no me daba el presupuesto”.

¿Sabes qué? A nadie le importan tus buenas intenciones y tus dichos pueden jugarte en contra: alertan al comprador sobre el costo futuro que quizás ellos deban asumir o hasta puedan pensar que tu casa no tiene suficiente mantenimiento.

COMENTARIO 5: GASTAMOS UN MONTÓN DE PESOS EN ……

Sólo porque adores el porcellanato hasta en la terraza o el mármol en el lavadero eso implica que el comprador valore las cosas de tu misma manera y vaya a pagar por eso.

Al comprador no le importa si gastaste en la renovación de la vieja cocina U$S 10.000, solo van a ofrecer lo que sienten que vale la casa que les estás mostrando, en base a lo que se paga por esa casa habitualmente.

Guárdese ese comentario porque quizás lleguen a entender también que estás tratando demasiado de justificar el precio que le pusiste a tu casa.

COMENTARIO 6: NO ESTOY CONSIDERANDO OFERTAS QUE NO SUPEREN LOS $ XXX……

Cuando llega el momento de vender, estamos todos de acuerdo que querrás la mayor cantidad de dólares por tu casa, pero al mismo tiempo es importante ser realista y abierto a ofertas dentro de un rango razonable.

Si enviás un mensaje al candidato de que sos sumamente inflexible o abierto a cualquier negociación, ellos se sentirán derrotados desde el principio e inconscientemente eviten realizar cualquier tipo de oferta por tu casa.

No los asustes, dejalos hablar, que se expresen en sus deseos y necesidades y traigan el precio que consideren adecuado, somos adultos y si no es el que estamos esperando haremos una negociación e inclusive podremos decir “no gracias”, pero no los asustes desde el principio, todo comprador desea sentir que “algo gano”.

En fin, como siempre decimos, menos es más, muchas veces mostrar una casas es simplemente eso, no es conversar sobre ella mucho tiempo y creemos con este artículo que hay mucho dato que debemos obviar mencionar.

¿Qué opinas? Nos encantaría conocerte, comenta el artículo o escribínos a hola@bryn.com.ar

 

Dejar un comentario

CONTACTÁNOS!

No dudes en contactárnos, estamos a tu disposición para resolver todas tus consultas.

Start typing and press Enter to search